Comprar un Kimono en Japón | Definición, guía de compra, precios, lavado y guardado

Cómo y dónde comprar un Kimono en Japón

viajar: Cómo y dónde comprar un Kimono en Japón
98 %
83 votos
Comentarios Facebook Twitter

  Escogiendo un Kimono

Esta guía para comprar un kimono en Japón está dirigida a la gente que visite Japón y quiera comprar un kimono para regalar, como souvenir o incluso para llevarlo ocasionalmente.

Está dirigida principalmente a viajeros con un presupuesto ajustado que aún así quieran comprar un artículo auténtico de Japón. Por esa razón vamos a centrarnos en la compra de kimonos de segunda mano, ya que si quieres comprar un kimono nuevo es tan simple como ir a un centro comercial y pagar 200,000 ¥ (1.524,74 € | 1,759.63 $).

Para los que prefieran experimentar lo que es llevar un kimono por un breve período de tiempo durante su estancia en Japón es posible que te interese alquilarlo en una tienda de alquiler de kimonos donde te ayudará un profesional.

  Qué es un Kimono

Empezaremos aclarando qué es y qué no es un kimono. Un kimono es una bata de seda, que normalmente consiste en una prenda interior y una capa externa de seda, con una multitud de accesorios usados para decorar el kimono y mantenerlo todo unido.

Hay otro vestido que se parece mucho a un kimono pero es algo distinto, el yukata. Esta es una pieza menos formal que consiste solamente de una capa de seda o algodón y tradicionalmente se suele llevar en verano. Algunos yukata tienen estampados muy parecidos a los de los kimonos y están hechos para llevar por la calle. También se pueden encontrar otras versiones hechas expresamente para llevar exclusivamente dentro de los hoteles. El yukata es un buen regalo y souvenir ya que es más fácil de poner y llevar que un kimono. Aún así la gente no suele comprarlo porque hay muchas menos tiendas de segunda mano de yukatas. Comprar un Kimono en Japón, guía avanzada Mujeres vistiendo Kimono en el Mercado Nishiki de Kyoto
Otra pieza que merece la pena mencionar es el haori, que es una chaqueta, normalmente de seda teñida o pintada cuyo aspecto es muy parecido al kimono por sus mangas alargadas. Hace años había mucha gente que lo llevaba pero en estos últimos años ha ido menguando por lo que se puede encontrar fácilmente en tiendas de ropa de segunda mano. También puede ser un buen regalo ya que puede combinarse perfectamente con otras prendas de ropa como pantalones vaqueros o faldas. Son muy baratos, puedes encontrarlos por unos 500 ¥ (3,81 € | 4.40 $) en tiendas de segunda mano.

  Partes del Kimono

Un kimono es una prenda muy elaborada que consiste en un gran número de elementos. Las partes esenciales de un kimono, es decir, de las que no deberías prescindir si no quieres quedar ridículo vistiendo uno, son las siguientes:

Nagajuban: La prenda que comprende la parte interior del kimono. Es parecida a la parte externa con la diferencia de que tiene un aspecto más sencillo. Puede ser de seda o de microfibra de poliéster. No es malo tener una versión sintética del Nagajuban ya que te será más fácil de lavar.

Obi: El cinturón que envuelve la parte exterior del kimono. El tipo más común de obi es el fukuro obi, de aproximadamente 2 metros de largo y normalmente solo tiene bordadas las partes visibles. Los obi tradicionales con bordados hechos a mano pueden llegar a ser muy caros. En realidad el obi no sujeta demasiado el kimono, es más bien algo decorativo y sirve para ocultar las partes que sujetan el kimono de verdad.

Obiage: Una pieza de seda fina, la última parte que se envuelve en el torso y que va debajo del obi. Las mujeres solteras normalmente dejan una pequeña parte del obiage descubierta para que los hombres puedan verlo debajo del obi, esto es símbolo de coquetería ya que el obiage está hecho expresamente para que quede debajo del kimono.

Obijime: La última parte que se ata alrededor del obi para sujetar el lazo decorativo del obi (musubi) en su lugar. Normalmente es muy colorido y se puede ver claramente en la parte de arriba del obi.

Kimono: La pieza exterior la cual se centra toda la vestimenta. A parte del kimono también está el furisode, una versión mucho más formal del kimono con mangas mucho más largas, hasta las rodillas más o menos. Ese tipo de kimono es muy caro pero puedes encontrarte alguna copia de segunda mano por unos 15,000 ¥ (114,36 € | 131.97 $).

Tabi: Son unos calcetines con forma de pezuña que se visten con las sandalias. Puedes comprarlas nuevas por muy poco, unos 500 ¥ (3,81 € | 4.40 $) en una tienda de ropa o 100 ¥ (0,76 € | 0.88 $) en tiendas de todo a cien.

Zori: Zuecos decorativos que se llevan con el kimono. Están algo más decorados que los zapatos de madera (geta). Puedes probar a llevar geta si lo prefieres pero es bastante cansado ya que al llevar el kimono bien puesto los pasos van a ser muy pequeños. En lugar de ellos prueba a ponerte zori.

Además, hay una infinidad de accesorios que puedes comprar para complementar al kimono, desde bolsas japonesas tradicionales hasta una especie de bufandas de piel de animal que suelen llevar las chicas jóvenes alrededor de sus cuellos durante fin de año, joyería tradicional, prendas interiores y varias tipos de protectores para el kimono. Aún así, la lista de elementos imprescindibles es la que te hemos detallado anteriormente. Eso sí, para poder llevar un kimono apropiadamente deberás ponerte un mínimo de tres de estos elementos a parte del kimono.

  Cuánto cuesta? Precio de un Kimono

Podrás encontrar kimonos 100% auténticos, incluyendo todos esos elementos, por una cantidad bastante baja, por menos de 10000¥ en tiendas de segunda mano. Si vas a inclinarte por la opción barata te sugerimos que te gastes lo siguiente en cada cosa:

Nagajuban: 1,500 ¥ (11,44 € | 13.20 $) aproximadamente.
Kimono: 2,000 ¥ (15,25 € | 17.60 $) aproximadamente.
Zori: 2,500 ¥ (19,06 € | 22.00 $) aproximadamente.
Tabi: 100 ¥ (0,76 € | 0.88 $)-300 ¥ (2,29 € | 2.64 $) aproximadamente.
Obiage: Es difícil encontrarlo a este precio pero siempre puedes comprar uno de otro color y luego teñirlo del que quieras, 1,500 ¥ (11,44 € | 13.20 $) aproximadamente.
Obijime: 500 ¥ (3,81 € | 4.40 $) aproximadamente.
Obi: 1,000 ¥ (7,62 € | 8.80 $) aproximadamente.
Total: 6,000 ¥ (45,74 € | 52.79 $) aproximadamente.

Por otro lado, si quieres piezas de muy buena calidad no esperes encontrarte nada por menos de 20,000 ¥ (152,47 € | 175.96 $).

  Dónde comprar un Kimono en Japón

En términos generales hay tres sitios donde puedes comprar un kimono. Los primeros serían pequeñas tiendas de antigüedades donde vendan ropa antigua. Hay bastantes tiendas furugi en los distritos comerciales más antiguos como Shimokitazawa en Tokyo, la mayoría también venden ropa occidental vintage. Personalmente, siempre evito ir a Harajuku ya que suele estar lleno de turistas, es una trampa para turistas y seguramente termines pagando muchísimo más de lo que realmente vale.

En cambio puedes encontrar buenas ofertas en tiendas pequeñas, además habrá siempre algún experto dentro de la tienda que te va a aconsejar sobre qué comprar. Otra cosa importante es que seguramente en las tiendas de Harajuku no puedas encontrar partes básicas como por ejemplo el nagajuban.

También encontrarás buenas tiendas de segunda mano en ciudades grandes como Sakaeya en Tokyo. La ventaja de estas tiempos está en los complementos ya que tienen muy buenos precios, cosa que en una tienda de antigüedades tendrías que regatear y si no hablas ni pizca de japonés puede resultar un trabajo en vano. Además tendrán todo lo que necesitas para tu kimono, es decir que no tendrás que ir de tienda en tienda para encontrarlo todo. Recomiendo esta tienda en particular para los turistas que van a viajar a Tokyo.

Una vez en Japón verás que el problema no está en encontrar o comprar un kimono sino en encontrar todas las demás partes. Una de las partes más difíciles de encontrar es el nagajuban. Incluso tendrías que recurrir al Yahoo Auctions de Japón para conseguir uno.

  Fotografía y alquiler de Kimono

Para muchos la experiencia de vestir un kimono solo por un corto período de tiempo puede sonar más tentador que comprarlo. En Tokyo hay una gran cantidad de tiendas donde ofrecen este tipo de servicio: kimonotokyo.com en Shibuya te enseñan a ponértelo adecuadamente para que luego puedas fotografiarte con el kimono puesto. Sakaeya en Saitama ofrece un servicio similar.

  Cómo saber si es una imitación

Uno de los errores más comunes entre turistas occidentales que visitan Japón es pensar que hay kimonos auténticos y kimonos falsos. Por ejemplo, pensar que un kimono por estar teñido y no tener dibujos ni nada que destaque ya lo convierte en falso. Pues bien, es tan verdadero como cualquier otro. Supongo que lo que realmente se están preguntando es si es una pieza que llevaría un japonés o es un producto creado para vender a los turistas, si la pregunta es esa hay varias formas de detectarlos:

- Generalmente los kimonos antiguos desprenden un olor a moho y tienen una pátina que confirma que eso es seda.
- Los diseños del kimono están pintados en la seda, no son plantillas de fábrica. Si los diseños están hechos en una fábrica seguramente no sea seda sino microfibra.
- El kimono falso normalmente no tiene costura debajo de la espalda.
- Si el obi y el kimono tienen el mismo patrón significa que es cien por cien falso.
- Los kimono de poliéster normalmente presentan grietas.
- Puedes quemar una pieza de seda, si es poliéster el olor que desprenderá será el de plástico.

Aún así, lo mejor es alejarse de tiendas en las que hayan muchos turistas. Es lo mejor para evitar kimonos falsos.

  Cómo ponerse un Kimono

Ahora ya tienes todo lo que necesitas. Si quieres ponértelo sin ayuda de un profesional la parte más difícil va a ser atarse el obi. Lo primero que deberías hacer es aprender a hacer el nudo taiko, encontrarás varios videos sobre cómo hacerlo en Youtube.

En internet encontrarás bastantes guías sobre cómo hacerlo así que no hay necesidad de contarlo aquí. Al principio se te hará un tanto complicado pero si sigues intentándolo al final te saldrá bien. Poner un kimono es una habilidad muy reconocida en Japón y no es ilegal cobrar por ello.

  Cómo lavar un Kimono

Tradicionalmente los kimonos eran lavados con el método kiri arai que consistía en descoser todas las partes y lavarlas a mano individualmente. Naturalmente era un proceso muy caro.

La mejor forma de mantener limpio un kimono es lavarte las manos antes de ponértelo. También puedes procurar que la seda se mantenga limpia limpiando las manchas con una esponja. Deberías intentar minimizar el lavado de las partes en las que la seda tiene pintura. Las lavadoras o el lavado en seco destrozarán los dibujos. Si lo lavas delicadamente a mano no tendría que haber ningún problema aunque personalmente no lo haría si el kimono en cuestión es caro.

Otra parte importante es llevar ropa interior debajo del nagajuban. No tiene porque ser ropa tradicional japonesa, con una camiseta de algodón ya está bien. Esto ayudará a que el kimono permanezca limpio durante más tiempo.

  Guardado

Evita tener el kimono colgado en el armario. Sí, ya sé que es así como te lo encontraste en la tienda pero deberías evitarlo igualmente. Tiende a hacer que las piezas se estiren.

Tradicionalmente los kimono se guardaban en envoltorios tatoushi, que son fundas de papel bastante parecidas a las bolsas donde se guardan los trajes. Realmente no son del todo necesarios. Lo único que hay que evitar es que le dé mucha luz y sobre todo que no haya humedad. Una caja de plástico debajo de tu cama sería suficiente. Además también deberías guardarlo de forma que no quede demasiado plegado, encontrarás guías si buscas en google.

Fecha de publicación: 
Autor: guiadejapon.es

  Artículos relacionados

  •   Comentarios

      Vocabulario básico
      Alquilar WI-FI/4G en Japón
      JR Pass: Viaja en tren bala
      Cambio de moneda: Euro - Yen
    El Blog

     Archivo

    Entradas
    Temas
  • Viajar
  • Vida
  • Herramientas
  • Restaurantes
  • Blog

     Novedades